Blog

Amomoxtli, lujo y sostenibilidad en Tepoztlán

Tepoztlán es un destino popular para los habitantes de la Ciudad de México y otras partes del país. Esta localidad se encuentra en el estado de Morelos a hora y media de la capital. En medio de un paisaje boscoso y calles empedradas que serpentean de arriba abajo se erige el cerro del Tepozteco, lugar de nacimiento del dios azteca Quetzalcoátl. Al cruzar este pueblo mágico se encuentra Amomoxtli, un lugar destinado al descanso y dedicado a la sustentabilidad.

Amomoxtli

Amomoxtli pertenece al grupo hotelero Hamak Hotels, mismo que opera El Santuario en Valle de Bravo. Este desarrollo toma la hacienda con el mismo nombre para crear un hotel boutique diseñado pensando en la naturaleza que lo rodea y lo domina. La entrada parece anunciar un bosque, pero transitando el empedrado camino se llega a la casa principal, donde se encuentran áreas públicas y recepción. 

Después se encuentra un enorme jardín, que conduce a las habitaciones y conecta con una segunda zona donde está una hermosa y templada alberca, un salón de usos múltiples, habitaciones de mayor categoría y el restaurante Mesa de Origen. Pasar la tarde en la alberca representa un deleite para los sentidos: el sol sobre la piel, con el Tepozteco de fondo y el menú especial para esta área.

Regresando a la casa principal y bajando por el sentido opuesto al jardín se encuentra un estanque con carpas que te siguen en tu camino por la orilla. Este camino lleva al spa, donde se realizan tratamientos que mezclan tradiciones prehispánicas con ingredientes locales y terapias contemporáneas. Se puede elegir entre masajes y tratamientos que buscan reconectar con uno mismo y con el entorno. 

Las habitaciones que se encuentran en el área de la alberca cuentan con un pequeño jardín privado al ingreso donde se cuenta con una fogata que emplea combustibles orgánicos y un sofá. El espacio se caracteriza por albergar un espécimen vegetal que da nombre a la habitación: agave, pino, cedro, palma, entre otros. En este jardín también se encuentra una pérgola que esconde fotoceldas, las cuales proveen a la habitación del 50% de la energía que necesita. 

En la habitación la decoración es un homenaje al trabajo artesanal mexicano. Piezas de barro negro, muebles de equipal, bordados tradicionales y decorados en los muebles recuerda las tradiciones de diferentes regiones del país. En las habitaciones se incentiva el consumo de productos locales, se provee de artículos como repelente y antibacterial de origen orgánico y se evita el plástico a toda costa. Amenidades como los artículos de baño y el agua potable se encuentran en envases de vidrio que se rellenan.

Prácticas sustentables

Pero esas no son todas las acciones sustentables de Amomoxtli. Como ya lo mencionamos, se cuentan con paneles solares que buscan incluir energías limpias en su operación. También se realiza composta con los desechos orgánicos que se originan en los jardines y se cuenta con un elaborado plan de separación de basura. Además, el hotel cuenta con sistemas de captación y tratamiento de aguas para aprovechar el recurso al máximo. 

Estas acciones le han valido a Amomoxtli la acreditación en el Distintivo S en dos ocasiones consecutivas. Este distintivo avala la sustentabilidad en las operaciones del hotel en acciones como la cantidad y tratamiento de desechos que se generan. Los productos de spa y baño son biodegradables, orgánicos y de producción local. Tepoztlán se caracteriza por ser un lugar sin drenaje, por lo cual los locales tienen que hacer uso de fosas sépticas. Amomoxtli no es la excepción y las aguas residuales se tratan para emplearse en el riego de jardines. 

Tepoztlán cuenta con gran cantidad de mantos freáticos, por lo cual el tema del cuidado del agua es de suma importancia. El agua que se emplea sale de un pozo avalado por CONAGUA y se procesa para su uso seguro en las operaciones del hotel. 

Mesa de Origen

En Mesa de Origen, el restaurante del hotel, se rescatan recetas tradicionales de la región con insumos locales. La intención es emplear ingredientes que no recorran mucho camino para evitar la huella de carbono y apoyar la economía local. Se colabora con productores locales, de Tepoztlán, incluso con un huerto orgánico que está a pasos de Amomoxtli. El restaurante cuenta con platillos vegetarianos en su oferta pero también con la opción de solicitar opciones veganas que reemplacen a la proteína animal en el caso de algunos moles. 

Amomoxtli es un lugar de descanso, en el que el lujo y la sustentabilidad nutren la experiencia de los huéspedes y visitantes. Ya sea asistiendo a alguna de las actividades dedicadas a la recreación, recorriendo los hermosos jardines, disfrutando de la deliciosa comida o simplemente descansando en la habitación o alberca; podemos tener por seguro que nuestra experiencia en Tepoztlán es respetuosa con el medio ambiente. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: