Blog

¿Por qué usar bloqueador solar sustentable este verano?


¿Se puede producir un bloqueador solar que proteja a las personas y a la biodiversidad marina?


Algunos de los impactos de la contaminación marina son visibles. El plástico en las playas, el aumento indudable de sargaso, las islas de basura en el medio del océano. Desafortunadamente la contaminación marina va mucho más allá de lo que vemos en primer plano. Pero aunque no sea tan evidente, las consecuencias de estos problemas pueden ser aún más importantes para nuestro bienestar y el del Planeta. El verano ya está muy cerca y parte de ser un viajero responsable es considerar el impacto que tienen tus acciones en el medio ambiente. Mucho se ha hablado de los protectores, pero ahora sí, vamos a clavarnos para realmente entender porqué es importante elegir un bloqueador solar sustentable.

Los arrecifes generan alrededor del 50% del aire que respiran los humanos. Estos ecosistemas marinos protegen las costas actuando como barreras naturales contra tormentas, huracanes e incluso tsunamis. Debido a la diversidad de vida que se encuentra en los corales, los arrecifes se conocen como las selvas tropicales del mar. Peces y diferentes organismos marinos los usan como refugio, centro de reproducción y fuente de alimentación. Al rededor del 25% de los peces dependen de los arrecifes para su bienestar.

Aproximadamente entre 6.000 y 14.000 toneladas de protector solar llegan a las áreas de arrecifes cada año.

Algunas regiones, como el caribe, ya han perdido más del 80% de sus corales. Gran parte gracias a el poco cuidado y gran impacto negativo que tienen nuestras acciones. Muchos de los protectores solares tradicionales contienen ingredientes que le hacen mucho daño a estos ecosistemas. Pero para entender cómo elegir una protección solar de calidad que cuide al planeta y a tu piel, empecemos desde el comienzo.

La inesperada historia del protector solar

Los seres humanos tenemos una larga historia de intentar proteger nuestra piel de los rayos del sol. El registro más antiguo de ungüentos utilizados para la protección solar proviene de los egipcios, que usaban una combinación de jazmín, lupino y salvado de arroz para proteger su piel. Los griegos usaban aceite de oliva, algunas tribus nativas americanas usaban Tsuga canadensis (también conocida como cicuta oriental), y en Filipinas usaban una pasta llamada orak o burak, que estaba hecha de hierbas acuáticas, arroz y especias.

El desarrollo de los protectores solares como los conocemos hoy comenzó en 1938, cuando Franz Greiter un estudiante de química suizo sufrió una quemadura solar mientras caminaba. Después de eso, se propuso inventar un protector solar eficaz logrando las primeras etapas con un FPS 2.

Seis años después, Benjamin Green, un aviador y farmacéutico de los Estados Unidos, inventó una sustancia grasosa para protegerse a sí mismo y a otros soldados del sol durante la Segunda Guerra Mundial llamada “mascota veterinaria roja”. Después de la guerra, agregó manteca de cacao y aceite de coco a su receta y comenzó a publicitarlo como una loción bronceadora, ahora conocida como Coppertone, en lugar de una loción de protección solar.

Nada cambió realmente en la industria de los protectores solares hasta la década de 1970, cuando se desarrollo la producción de el bloqueador solar y la FDA comenzó a monitorearlos para determinar los niveles de SPF. Sin embargo, ahora se sabe que muchos de los ingredientes introducidos en los años 70 causan daños a la piel y al medio ambiente. Uno de esos ingredientes es la oxibenzona, que sigue siendo un ingrediente clave en la mayoría de los protectores solares químicos.

Bloqueador solar mineral y químico

Existen 2 tipos de protectores solares, los minerales y los químicos. Los protectores solares químicos contienen productos que absorben los rayos ultravioleta del sol, en lugar de permitir que la piel los absorba. Este tipo de protectores normalmente tienen como ingredientes activos la oxibenzona y octinoxatola. Los protectores solares minerales contienen óxido de zinc y / o dióxido de titanio que ayuda a que la luz solar rebote en sus pigmentos blancos actuando como una barrera física, reflejando la luz solar antes de que ésta pueda absorberla.

La oxibenzona y su impacto

Uno de los ingredientes activos en los protectores químicos es la oxibenzona. Este ingrediente sintético actúa como genotóxico para los arrecifes, lo que significa que daña el ADN de los corales. Los colores de los arrecifes de coral provienen de una relación simbiótica con las algas llamadas zooxantelas, que habitan en el interior de los corales. Las algas dan a los corales sus colores brillantes, proporcionan oxígeno y actúan como un eliminador de desechos natural. La oxibenzona hace que el agua alrededor de los corales sea tóxica, agregando estrés a las zooxantelas el cual despierta infecciones virales en las algas. Esto lleva al coral a expulsar las algas. Sin ellas, los corales se vuelven blancos. El blanqueamiento le baja las defensas a los corales y los hace más susceptibles a las enfermedades y desafortunadamente termina con su vida.

La oxibenzona también es tóxica para las algas, erizos de mar, peces y mamíferos. Puede dar lugar a cambios de género en los peces, en los que los peces machos adquieren atributos femeninos, mientras que las hembras tienen una producción reducida de huevos. En mamíferos se ha demostrado que es un mutágeno potencial y un carcinogénico. Los estudios recientes mostraron que la exposición a la oxibenzona reduce la fertilidad. En las parejas humanas estudiadas se demostró que los que tenían concentraciones más altas de benzofenonas en su orina tuvieron más dificultades para quedar embarazadas, mientras que los hombres con concentraciones más altas tuvieron niveles más altos de espermatozoides enfermos.

Tanto las madres humanas como los delfines pueden transferir oxibenzona a sus bebés a través de la leche materna.

Hawaii lidera el cambio

El gobernador de Hawái, David Ige, firmó el primer proyecto de ley en el país que prohibirá los protectores solares que contengan químicos dañinos para los arrecifes de coral. El Senado estatal de Hawaii aprobó el Proyecto de Ley Senatorial 132, que prohibiría todos los protectores solares que contengan los químicos avobenzona u octocrileno. El proyecto de ley luego se trasladó a la Cámara, donde pasó su primera lectura el jueves 11 de marzo. Si se aprueba, funcionaría como una extensión a una ley de 2018 que prohibía la venta o distribución de protectores solares que contienen los químicos oxibenzona y octinoxato, que entró en vigencia en enero del 2021.

“Esta es una gran noticia para nuestros arrecifes de coral y la vida marina en peligro. La gente puede proteger su piel sin un bloqueador solar con petroquímicos dañinos, mientras que Hawai’i protege la salud pública y ambiental”.

Maxx Phillips, director y abogado del Centro para la Diversidad Biológica de Hawaii

¿Qué puedes hacer tú?

Elegir un protector solar libre de sustancias químicas que dañan los arrecifes puede tener un efecto realmente positivo en nuestro planeta. Al comprar algo sostenible, también tenemos que tener en cuenta otras cosas como el empaque, la ética y la transparencia de la marca y los salarios justos.

La alternativa a los protectores solares químicos son los minerales. Estos reflejan los rayos UV utilizando ingredientes naturales, acercandose más a las formulas de las antiguas culturas que no dañaban al Planeta.

Aquí te dejamos algunos productos químicos que puedes buscar y evitar cuando revises la etiqueta de tu protector solar.

Oxibenzona
Octinoxato
Octocrileno
4-metilbencilideno alcanfor
Ácido para-aminobenzoico (PABA)
Parabenos
Triclosán
Esferas o perlas de microplástico
Nanopartículas

“Es tiempo de crear hábitos más sanos con nosotros y más sostenibles para el Planeta. Aprendamos a coexistir con la naturaleza y todos sus seres vivos. “

Humans4Reefs

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: