Blog

Cómo ser un viajero responsable.


El turismo responsable busca un equilibrio entre tus necesidades y la conservación a largo plazo del entorno natural. Te dejamos 6 consejos para pasar unas vacaciones sustentables.


En el mar (limpio) la vida es más sabrosa. México recibe al rededor de 45 millones de turistas al año. Una de sus zonas más visitadas por sus hermosas playas y paraísos naturales es Quintana Roo. El estado recibió 15.1 millones de turistas en 2019 y a pesar de pasar un 2020 en pandemia global, 8.0 millones de personas lo visitaron. Todos queremos pasar unas merecidas vacaciones relajantes pero para muchos lugares de nuestro país, las temporadas altas son sinónimo de efectos negativos en sus áreas naturales. ¿Qué podemos hacer para ser viajeros responsables?

¿Qué es el turismo responsable?

Pasar un tiempo relajante y divertido en los oasis naturales de México, o cualquier otro destino no tiene ni debe de significar causar daño ambiental. El turismo responsable busca un equilibrio entre tus necesidades y la conservación a largo plazo del entorno natural. Un compromiso para convivir en armonía sin explotar ni dejar huella negativa. Es una práctica que busca fomantar el respeto por la gente local, su cultura y el medio ambiente. Simplemente es comprender que cada acción, aún estando de vacaciones, tiene un impacto en el presente y en el futuro del Planeta.

Para que tanto los visitantes, la industria, la comunidad local y el entorno natural salgan beneficiados de la actividad turística, necesitamos responsabilizarnos de nuestras decisiones al viajar y lograr un turismo sostenible.

Consejos de viajero responsable

1. Respeta la biodiversidad. No toques ni saques animales del mar.

Es muy común querer llevarte conchitas de la playa. Aunque parezca que hay muchísimas y que unas cuantas no harán la diferencia, recuerda que esas conchitas son casitas para animales que las necesitan para sobrevivir. Aún que no acaben siendo casas, los minerales de la concha ayudan a el balance de los micro-organismos del mar. Los animales son hermosos, y causa mucha emoción cuando logramos ver alguna estrella marina, algun coral, caballito de mar o pecesito. Admíralos pero no los toques ni los saques de su hábitat. Aunque parezca inocente, puede tener una repercusión muy negativa en ellos.

2. Procura quedarte en alojamientos que respeten a la naturaleza.

Cuando estés eligiendo donde quedarte en tus vacaciones, busca lugares que estén conscientes de su entorno natural. Hoteles que respeten y regeneren el medio ambiente en lugar de destruir y contaminar. Si tienes ganas de un destino tropical, te recomendamos Habitas Tulum. Si buscas lugares cerca del centro de la república, te dejamos algunas opciones de hoteles responsables y si vas a la CDMX, también existen alojamientos responsables.

3. Usa bloqueador biodegradable y evita entrar a cuerpos de agua con maquillaje, cremas o gel

Uno de los enemigos más grandes de los arrecifes y la flora y fauna marina es el bloqueador. Las sustancias sintéticas que forman parte de su lista de ingredientes es tóxico para los corales, les baja las defensas y los deja muy vulnerables a enfermedades letales. Te recomendamos el bloqueador sólido de Nanah, en barra de Valchini y el de de Maya Solar que puedes encontrar en los supermercados. También evita entrar a cuerpos de agua con maquillaje, gel, cremas o cualquier otro que pueda desprenderse de tu piel. Estos productos, al igual que el bloqueador solar, terminan contaminando y enfermando a la biodiversidad marina.

4. Apoya a marcas de moda de playa con prácticas sustentables y éticas.

Si vas a comprar ropa, trajes de baño o accesorios para tus vacaciones, busca apoyar a marcas locales que utilicen materiales con menos impacto ambiental y colaboren con comunidades cercanas. Una de nuestras favoritas es Pau Roman. Tienen trajes de baño hechos con telas de redes y plástico reciclado a demás de contar con piezas ligeras de materiales naturales perfectas para la playa.

5. Se muy, muy, muy cuidadoso con los arrecifes si vas a bucear o esnorquelear.

Los arrecifes que ves al participar en alguna de estas actividades pueden tardarse hasta 300 años en crecer a lo que son hoy. Es muy común que sufran de golpes por kayacs, lanchas o aletas. Sabemos que la mayoría de las veces no es con intención de lastimarlos, pero ahora que eres un viajero responsable, ten extra precaución cuando los veas.

6. Deja los lugares que visites más limpios de como los encontraste.

Desafortunadamente, el plástico y la basura inorgánica se han vuelto parte de los bellos paisajes. Estés en donde estés, trata de darte el tiempo de recoger un poco de basura y obvio cuida la tuya. Evita usar plásticos de un solo uso. Lleva tu botella de agua para mantenerte hidratado en el calor y trata de preparar algunos antojitos para el día para reducir tu consumo de basura. Si quieres conocer a personas nuevas, te recomendamos unirte a alguna limpieza de playa o voluntariado ambiental mientras visitas tu destino. Algunas organizaciones que te pueden ayudar son Snorkeling4Trash, Humans4Reefs, Pangea, Mar Amor y Yucatán limpia tu playa.

Disfruta de tus vacaciones. Respira, relajate y tomate el tiempo necesario para reactivar tu energía. Todos necesitamos un descanso de vez en cuando pero recuerda que puedes ser un viajero responsable. Cuida, conoce y admira tu destino siempre tomando en cuenta tus acciones y pensando en su impacto. Absolutamente todo tiene una huella socio-ambiental. Solo tu decides si quieres dejar una huella negativa o positiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: