Blog

El agua que se necesita para un litro de refresco y cerveza

Compartir:

El refresco y la cerveza son un imperdible en la gastronomía mexicana. Es común encontrar algún refresco -o soda- de sabor en la mesa acompañando los alimentos o tal vez una cerveza bien fría. Pero, ¿sabías que existe una alta huella hídrica en la elaboración de tu bebida favorita? 

Actualmente México se desempeña como el principal exportador de cerveza y el número tres en su consumo. Por su parte, el país se posiciona como el consumidor número uno de refrescos a nivel mundial. El mexicano consume en promedio 163 litros de refresco al año. 

A pesar de ser un mercado de suma importancia para ambas bebidas, muchas de las marcas que se consumen en el país pertenecen ahora a empresas extranjeras. 

Algunas de las principales embotelladoras del territorio se encuentran en el norte, específicamente en el estado de Nuevo León. Esto ocasionó que cuando la crisis hídrica se hizo evidente muchos cuestionaron la producción de las empresas y su consumo de agua. Ante esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó que se fuera responsable con la producción y se “cediera” algo del agua de las plantas a la población.

Esto se suma a noticias en años anteriores donde algunas comunidades en el norte del país se quejaron por la construcción de plantas productoras y la acaparación de cuerpos de agua. 

La huella hídrica en tus bebidas

A nivel mundial, se necesitan entre 4 y 6 litros de agua en planta para la producción de un litro de cerveza. Pero según datos brindados por Cerveceros de México, las plantas nacionales cuentan con tecnología que les permite optimizar el recurso hídrico. En el país se necesita sólo un promedio de 2,6 litros de agua por litro de cerveza.

En cuanto a las refresqueras, en México se utilizan 1,38 litros de agua por litro de refresco en plantas afiliadas a la ANPRAC. Pero, tanto en la cerveza como en el refresco, estamos hablando del agua que se necesita en la producción. Debemos recordar que desde el crecimiento de la materia prima, hasta la elaboración de las botellas existe una huella hídrica que es “ajena” a las plantas productoras.

Datos publicados en algunos medios digitales supuestamente liberados por Coca Cola Holanda, revelan que por medio litro de su principal bebida se necesitan 35,4 litros de agua. Esto ya que se invierten 28 litros en el cultivo de ingredientes, 7 en la fabricación de la botella y 0,4 en planta. 

Al final la recomendación es siempre la misma. Debemos ser conscientes de nuestro impacto ambiental y a partir de ahí buscar soluciones o cambiar nuestros hábitos de consumo. Pero claro, también es importante que gobierno y empresas entiendan y asuman su responsabilidad para que en conjunto trabajemos para cuidar el agua.