Blog

¿Es la sobrepoblación la responsable de la contaminación?

Durante mucho tiempo los gobiernos del mundo veían en la reproducción una meta importante para los países. Un población numerosa significaba una fuerza laboral grande y un ejército poderoso para defender el territorio. En México incluso existieron hace un par de generaciones, campañas en las que se promovía una familia numerosa para poblar territorios como Chiapas y las Baja Californias. El discurso ahora ha cambiado y la sobrepoblación representa el origen de muchos problemas, incluidos los ambientales. 

Se considera sobrepoblación cuando la cantidad de ciudadanos por metros cuadrados en un territorio supera cifras que se consideran deseadas. Esto es, si un territorio en específico presenta esta característica demográfica pueden derivar problemas como la falta de recursos para cubrir las necesidades básicas de los habitantes. A partir de ahí podemos hablar de otras problemáticas como inseguridad, falta de educación básica y una esperanza y calidad de vida bajas. 

El relacionar la sobrepoblación con la problemática ambiental es un tema que se habla desde finales del siglo XIX y todo el siglo XX. En aquel entonces existían científicos que argumentaban que si la población no disminuye 95%, los recursos naturales se agotarían para finales del siglo pasado. Pues bueno, como podemos ver, eso no sucedió.

El posible problema

El tema de señalar a la sobrepoblación como la responsable de la problemática ambiental busca sacar de la mesa el verdadero problema: el modelo capitalista. Las sociedades con este modelo económico apremian a aquellos con la capacidad de producir y consumir de manera desmedida. No hace falta más que repasar todos aquellos productos desechables y modelos lineales que abundan en industrias como la alimenticia, de tecnología o moda. 

Como ejemplos podemos poner a Alemania que para el 2013 contaba con 81 millones de personas en 357.168 km2. En contraste tenemos a Colombia con 48 millones de habitantes en 1.141.748 km2. A pesar de que Alemania cuenta con el doble de habitantes en poco más de un tercio del territorio, no se considera que exista la sobrepoblación ya que sus ciudadanos están distribuidos a lo largo del país. En cambio, en Colombia, tan sólo el 11% de la población vive fuera de las grandes ciudades. 

A esto debemos sumar que Alemania cuenta con leyes ambientales más estructuradas que la nación Latinoamericana. Tal vez la percepción de que un país sobrepoblado es el que más contamina viene de los cuatro países responsables del 55% del CO2 a nivel mundial: China, Estados Unidos, India y Rusia. Si bien estas naciones cuentan con numerosos pobladores, su contaminación se debe principalmente a la industria y poder producir diversos productos. O sea, atender al consumismo del capitalismo.

Para el 2020, países como Nigeria, Brasil, Pakistán e Indonesia contaban con una población mayor a la de Rusia. Pero claro, no cuentan con la infraestructura industrial que tiene la nación euroasiática. Entonces, podemos corroborar que el problema no es la sobrepoblación, sino las actividades industriales de un país. 

Es fácil caer en el discurso de la no-reproducción y condenar a aquellos que deciden tener una familia numerosa. Al final, muy probablemente, tú que estás leyendo este artículo contaminas más en tu día a día que una familia de 5 miembros que vive en una comunidad rural y toma sus recursos de la autogestión. 

¿Cuáles son las alternativas?

Entonces esa puede ser la clave para remediar el cambio climático: la autogestión. Producir nuestros propios alimentos, nuestra ropa, vivir de los recursos que la naturaleza nos da sin intermediarios y administrarlos conscientemente. O sea, abandonar el modelo capitalista. 

Al final este artículo no espera invitarte a abandonar tu estilo de vida y recluirte en el bosque para formar tu eco-aldea, o tal vez sí. Pero como siempre decimos las decisiones que tomes deben venir a partir de la información. Debemos ser conscientes de la situación actual del Planeta y accionar en su beneficio. Si decides tener hijos, sé consciente del mundo al que llegan y busca modificar tu estilo de vida para educar ciudadanos responsables. Si decides vivir en una urbe sobrepoblada -como lo es la Ciudad de México- toma acciones en tu día a día que te lleven a una vida más sustentable. 

Es fácil caer en la eco-ansiedad y empezar a señalar problemáticas sin conocer el trasfondo. Lo importante es informarnos y actuar a partir de eso. Y claro, reducir nuestro consumo, reciclar y ser consciente de nuestro uso de recursos. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: