Blog

Es malo el Palo Santo para el medio ambiente

Compartir:

Quiero que te imagines este escenario: vas caminando por las calles de algún lugar “alternativo”. Ahí te encuentras una tienda que parece que vende artículos orgánicos, productos artesanales y cosméticos hechos a mano.  Cuando entras ves que en un aparador venden unos palitos de madera olorosos (llamados Palo Santo). Ves el precio y se te salen los ojos: 10 pesos el gramo, o tres palitos por 250 pesos. 

Este tipo de episodios sucede con frecuencia en lugares donde el comercio holístico, orgánico, natural tiene cabida. En lugares montañosos y llenos de vegetación, así como en grandes ciudades con una sed incontrolable por reconectar con la naturaleza; puedes llegar a encontrar cualquier tipo de producto que nos remita a la limpia de energía. Uno de estos casos es el famoso palo santo, más conocido como la Bursera Graveolens y del cual hablaré en este artículo. 

El palo santo, ¿un falso producto sostenible?

El árbol del palo santo es uno de los árboles aromáticos más famosos gracias a que posee propiedades benéficas para la salud. Además de un muy agradable aroma. Normalmente se le conoce como la madera sagrada y se la puede encontrar en bosques tropicales de algunas regiones de América del Sur. Por ejemplo, Ecuador y Perú. 

Según la página especializada Thrive Global, el palo santo es rico en limoneno un atioxidante que ayuda a desinflamar. Así como propiedades antibacteriales, antifúngicas y antisépticas. Su uso medicinal no sólo se le atribuye a su quema para obtener un increíble incienso. Sino también se producen diversos productos que fusionan la medicina tradicional y contemporánea. 

Gracias a la gran demanda de esta madera, hoy los árboles de palo santo son los más buscados y cotizados y su proceso de obtención no es tan fácil. Esto es porque implica cortar el árbol en pequeños pedazos, y aunque hay familias y proyectos que cuidan la tierra y recolectan lo que se cae naturalmente, muchas veces la propia recolección hace que haya un daño en el ecosistema de los bosques. 

***

Seguro estarás pensando: entonces es sostenible o no. En parte, sí porque ayuda a productores locales a tener trabajo, pero a la vez esto tiene un costo considerable al planeta, especialmente a los bosques. No obstante, según el NYTimes la producción del palo santo no se encuentra en peligro y no se le considera como un producto que ponga en riesgo al planeta (tanto). 

Sin embargo, el mito de que el palo santo estaba en peligro surge. Según el NY Times debido a una confusión ocasionada por un error en la identificación de la especie. Este medio digital señala que el palo santo que podemos encontrar en México y Latinoamérica no es el que está en riesgo. La especie en riesgo se llama Bulnesia Sarmientoi, la cual también erróneamente se le conoce como palo santo. 

Este tipo de madera es más oscura y crece en la región del Gran Chaco en Sur América y se utiliza en mayor medida para generar aceites esenciales y productos como muebles y accesorios. Este árbol sí se encuentra en peligro. 

¿Puedo seguir usando el palo santo? 

Por supuesto, siempre y cuando lo hagas consciente y tengas mayor responsabilidad al comprarlo. Es importante que identifiques de donde vienen tus productos y sobre todo saber toda la cadena de valor que conlleva que una rama de palo santo llegue a ti. Esto es uno de los grandes factores para que pueda ser vendido a casi 10 pesos el gramos. 

Según el NY Times el consumo de esta especie podría propiciar el agravamiento del ecosistema debido a su explotación. Sin embargo, existen prácticas de recolección sostenibles y esas son las que tenemos que buscar. 

Así que ya lo sabes, tal vez tu palo santo si pueda limpiarte las energías… pero ¿puede limpiarte de tu huella ecológica?