Blog

Día Mundial de los Océanos, ¿qué hacemos con el sargazo?

En años recientes el sargazo ha sido una constante problemática en el Caribe y Golfo  Mexicanos. Las playas se llenan de la marea marrón y representan una dificultad ambiental y económica por su afección al turismo. Pero en si, el sargazo no es el problema. La actual situación ambiental y ciertas actividades humanas han ocasionado que su sobreproducción lo convierta en una plaga. 

El Sargassum, mejor conocido como sargazo, es una macroalga que se caracteriza por su tono marrón o verde oscuro. En su estado natural flota sobre las aguas del Atlántico, esto con el propósito de facilitar la fotosíntesis. Las colonias de sargazo representan un hábitat natural para especies como peces y tortugas marinas, sobre todo cuando son bebés y necesitan un espacio para protegerse de posibles depredadores. 

Entonces, ¿cuál es el problema? 

La razón por la cual el exceso de sargazo en las playas del Caribe tiene origen netamente humano. Para empezar podemos hablar del cambio climático, el cual afecta directamente en el derretimiento de los polos y estos a su vez terminan por modificar las corrientes marinas. Esto ocasiona que el sargazo que flota en el Atlántico termine en lugares como Cancún, Tulum, Playa del Carmen; entre otros. 

Además de esto, el incremento de la temperatura en la superficie del océano propicia su reproducción. Tenemos que agregar que el vertimiento de aguas residuales al mar y los químicos que provienen de la agricultura y terminan en las aguas marinas; estos elementos transportan nutrientes que también favorecen la reproducción. Y aunque esto podría parecer algo positivo tenemos que recordar que en la naturaleza todo es sobre equilibrio, así que un exceso en la población de las macroalgas terminan por representar un problema para la vida marina, nuestras costas y economía. 

En materia ambiental, cuando el sargazo llega a la costa termina por ser desecho orgánico que se descompone a cielo abierto. Su alto contenido de arsénico y metales pesados contaminan las playas y mares durante su descomposición. Al incrementar su volumen y convertirse en una plaga, especies marinas que se verían beneficiadas por su existencia terminan por quedar atrapadas en el sargazo y son arrastradas con esta macroalga a la costa.

También está la problemática económica derivada de la afectación al turismo. Al contaminar los principales sitios turísticos del país, los visitantes disminuyen o acortan su estadía. Esto se traduce en una menor derrama económica y una mala reputación para los destinos turísticos. 

La solución

Para empezar tenemos que ser conscientes sobre cómo nuestras acciones afectan a la vida marítima. El tema del calentamiento global repercute en todos los ciclos del Planeta, por lo cual es necesario tomar medidas para frenarlo. Si exigimos a nuestros gobiernos la protección de al menos el 30% de los océanos del mundo, podríamos mejorar esta situación. 

Existen también proyectos que se han esforzado por solucionar el problema ya existente mientras se reduce la plaga. Renovare es una marca de eco calzado que emplea botellas de plástico para su construcción y sargazo para la producción de sus suelas; solucionando así dos de las principales problemáticas que afectan a nuestros mares. También podemos mencionar a Sargánico, una empresa que realiza libretas a partir de esta macroalga. 

Si deseas conocer más sobre cómo participar en la solución de esta problemática, visita greenpeace.org.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: