Blog

Estamos en Julio Sin Plástico

Compartir:

Estamos en Julio Sin Plástico ¿qué significa eso? Significa que este mes tenemos la oportunidad de hacer conciencia sobre nuestro uso del plástico en conjunto con más de 320 millones de personas alrededor del mundo. Por lo que puede ser un reto divertido, fácil y de lo más acompañado.

El reto es siempre, es encontrar todos esos aspectos de nuestra vida cotidiana donde podemos disminuir y remplazar con alternativas más sustentables el plástico innecesario.

¿Por qué es tan importante que nos sumemos a esta iniciativa? ¿Empecemos por el principio! En sus inicios el plástico fue una solución ambiental a muchos problemas y la oportunidad de creación de muchos productos que hoy en día no nos vemos viviendo sin ellos.

Cuenta la historia que el primer plástico tuvo sus inicios en Estados Unidos, en 1860, cuando se ofreció un gran premio para quien pudiera sustituir el marfil para fabricar bolas de billar. El vencedor fue John Hyatt, quien inventó el celuloide, que a su vez dio origen a la industria cinematográfica. En 1907, Leo Baekeland inventa la baquelita, que fue considerada como el primer plástico termoestable. Era aislante, resistente al calor moderado, a ácidos y al agua. Su fama creció rápidamente y ya para 1930 los científicos estaban creando los polímeros modernos que ahora dominan la industria.

De estos inventos vinieron productos como piezas dentales, teclas de piano, mangos de cuchillo, armazones de lentes y otros; en los que antes se utilizaba exclusivamente el marfil. De ahí se fue extendiendo a muchas otras industrias como en la construcción, la medicina y la industria de alimentos.

Si lo piensas, ya no te imaginas tu vida sin electricidad y todos esos los cables de los que dependes están forrados de plástico. ¡Ni la medicina sería igual sin plástico! Todos los empaques, envases, aislantes, protecciones, tubos de conexión ¡todo es plástico! Los aviones son más ligeros por qué usan plástico ¡las llantas! de las bicicletas, de los automóviles, todas tienen este material…

¡¿Entonces qué hacemos?! ¿dónde está el problema? Está en que el 50% de los plásticos que utilizamos son para funciones desechables. Estamos usando un material sumamente bondadoso que puede llegar a tener una vida útil de más de 500 años para funciones que pueden durar minutos y segundos. ¿Dónde está la lógica en esto?

Así que no nos vamos a deshacer del plástico en nuestras vidas, vamos a identificar esas acciones desechables que realmente necesitamos colectivamente eliminar. Las consecuencias del uso excesivo y explotación desenfrenada de este material las estamos viendo en todos lados: nuestros ríos, mares, bosques, hasta las ciudades están repletas de estos plásticos desechables.

Te invito a que conscientemente te unas a este reto de #PlasticFreeJuly (Julio sin Plástico) y aprendas a eliminar de tu vida todo eso que no necesitas que le resta mucho a tu hermoso planeta. 

Si necesitas más ideas checa mi perfil donde estaré compartiendo constantemente tips con #GreenMeJuly