Blog

Gases de efecto invernadero, ¿cuáles son y de dónde provienen?


Los Gases de Efecto Invernadero están directamente relacionados al Calentamiento Global y el Cambio Climático


A estas alturas el término Calentamiento Global no es ajeno a nadie. Todos hemos experimentado un cambio en el clima, tal vez aumento de temperaturas o cómo el temporal de lluvias no es cómo antes. Si eres aún muy joven puede que no lo recuerdes, pero seguro has escuchado a tus papás o abuelos extrañarse porque el mundo ya no es cómo antes. Bueno, pues aunque algunos detractores piensan que este es un proceso normal, permíteme contarte sobre cómo los Gases de Efecto Invernadero están acelerándolo, incrementándolo o empeorándolo.

Empecemos por responder la pregunta, ¿qué son los gases de efecto invernadero? Estos son gases que se producen de manera natural o por consecuencia humana y provocan un efecto invernadero. En un invernadero, la temperatura aumenta y se condensa el agua, esto favorece o acelera el crecimiento de algunas especies. Entonces estos gases reciben ese nombre porque causan un efecto similar en el planeta. Estos, se acumulan en la atmósfera y absorben los rayos ultravioleta provenientes del sol; lo que ocasiona que el calentamiento global empeore. 

Pero si algunos son se producen de manera natural, ¿por qué deberíamos preocuparnos? A partir de la Revolución Industrial nuestros hábitos cambiaron, las producciones se aceleraron y se explotó el uso de energías que están directamente relacionadas con los gases de efecto invernadero. El CO2, por ejemplo; este existe desde el principio de la historia con las erupciones volcánicas y la combustión. Pero, los procesos humanos incrementaron sus emisiones, lo que ocasiona que el Planeta no pueda procesarlo como antes lo hacía. 

Gases de Efecto Invernadero en México

México fue uno de los primeros países en desarrollo en promulgar una ley relacionada con el cambio climático. En 2012 entró en vigor la Ley General del Cambio Climático, la cual permite reunir información y posteriormente establecer acciones relacionadas con el tema. Entre la información recabada está el Registro Nacional de Emisiones, necesario en materia de control de emisiones de Compuestos y Gases Efecto Invernadero. 

Bueno, pues así como lo establece la ley; es importante conocer cuáles son estos gases para poder reducir sus emisiones. La siguiente es una lista de los más importantes:

El Dióxido de Carbono o CO2 

Como comentaba anteriormente, este es uno de los principales y puede tener origen natural. La situación es que la gran mayoría de las actividades humanas producen CO2 y su concentración en la atmósfera no puede tratarse de manera natural, con la fotosíntesis por ejemplo. La combustión de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas natural -íntimamente ligadas al transporte- son uno de los principales emisores.

Metano o CH4

Este es el segundo más común de los gases de efecto invernadero, pero dura mucho menos que el CO2 en la atmósfera, aunque causa más daño. El 70% de las emisiones proviene de actividades humanas como la agricultura, la ganadería y procesos de fermentación. Esto último incluye a la descomposición de materia orgánica a cielo abierto.

Vapor de Agua o H2O

Si, este es uno de los gases de efecto invernadero que están más relacionados a causas naturales. Pero, algunas de esas causas naturales se han visto alteradas por el hombre. El incremento de la temperatura en la atmósfera ocasiona una mayor evaporación de los cuerpos de agua y, por lo tanto, una mayor presencia en el ambiente. 

Óxido Nitroso o N2O

Este gas está directamente relacionado al uso de fertilizantes nitrogenados en la agricultura. Pero también se ve en la industria de transporte por los automóviles o aviones. Existe también su presencia en las emisiones causadas por fábricas.

Ozono o O3

No debemos confundir con el Ozono que de manera natural se encuentra en la atmósfera. Este es el ozono troposférico el cual proviene de reacciones fotoquímicas que están relacionadas con la presencia de monóxido de carbono.

Clorofluorocarbonos, hexafluoruro de azufre, perfluorocarbonos, hidrofluorocarburos

Todos estos elementos son de origen químico, no natural y se ha demostrado que son dañinos para la capa de ozono. Si bien se encuentran en menores cantidades, son altamente nocivos para el medio ambiente. Los clorofluorocarbonos son tan comunes que los podemos encontrar en aerosoles de uso doméstico, secadoras y sistemas de refrigeración. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: