Blog

Hogar Deconstruido, SPACE10 y los biomateriales

Compartir:

El diseño tiene la capacidad de resolver problemáticas que ni siquiera imaginamos aún. SPACE10 es un laboratorio de diseño e investigación colaborativo que tiene como propósito buscar soluciones para un mejor futuro para las personas y el planeta. Apoyado por IKEA, este laboratorio opera de manera independiente para evaluar nuevas oportunidades, crear alianzas y diseñar soluciones innovadoras. 

El pasado mes de abril, SPACE10 mudó sus operaciones de Dinamarca a la Ciudad de México. Durante dos semanas se instaló en galería LOOT de la colonia Roma talleres, pláticas y exhibiciones en torno al buen diseño para el presente y futuro. Dentro de dichas actividades tuvo lugar la exhibición Hogar Deconstruido

Hogar Deconstruido

Durante seis semanas las diseñadoras y diseñadores participantes tuvieron la oportunidad de experimentar con biomateriales locales. A través de la exploración, seleccionaron un material para idear soluciones a diversas problemáticas. El resultado se mostró durante los catorce días que SPACE10 estuvo en Ciudad de México. 

La exposición estuvo abierta al público con la intención de invitar a reflexionar sobre cómo podemos encontrar nuevos materiales para diseñar y construir soluciones con materiales locales que ayuden a nuestro hogar. El trabajo de cada diseñador y diseñadora se acompañó con fotografías de Almendra Isabel que hablan sobre el origen de cada material. 

Los Proyectos

Taina Campos colaboró con la colectiva Mujeres de la Tierra para el desarrollo de un biomaterial que le permitiera a estas mujeres contener sus alimentos. Así, desarrollo una materia a partir del desecho de la cosecha de maíz en Milpa Alta. 

Por otro lado, Betín López intervino la cáscara de rambután obtenida de Soconusco, Tapachula para la creación de objetos para el hogar. Gabriela Calvillo trabajó con cera de abeja de Tixpéhual, Yucatán para moldear potes y piqueras. La colaboración es interespecies, las estructuras las inician manos humanas y la finalizan las propias abejas.

Después estuvo Karen Kerstin Poulain con un compuesto de tepetate, agua y cáscara de arroz. Este es un material resistente a la compresión y agrietamiento, lo que posiciona a la tierra como un material alternativo en la construcción. Su trabajo se desarrolló en San Francisco Chimalpa, Naucalpan. 

Por último, Paloma Morán Palomar utilizó fibras de tamarindo de Tequesquitlán, Jalisco para la elaboración de un hilo. Si bien representa un amplio abanico de aplicaciones en el mundo textil, la diseñadora creó un tapete tejido para esta ocasión. 

***

Transcurridos los catorce días, Hogar Deconstruido de SPACE10 migró a Casa UC en la Ciudad de México y ahora se encuentra en Guadalajara en el espacio de PAD Jalisco