Blog

Julio sin plástico: elige rechazar

Como cada año conmemoramos el julio sin plástico, una oportunidad para reflexionar sobre nuestro consumo de desechables. Este año más allá de enfocarnos en cómo reciclar o reutilizar el plástico que tenemos en casa, queremos platicar de cómo rechazar. Como el tema de el movimiento global de Plastic Free July menciona, hay que aprender y elegir rechazar (choose to refuse). El problema medioambiental tan grande que existe hoy, no recae solamente en el plástico. La raíz del desbalance entre nuestro estilo de vida y la naturaleza es el exceso. El consumismo ha sido el mayor inhibido de la explotación y destrucción de los recursos. Por eso, más que hablar de esfuerzos para reciclar, es importante destacar que lo que realmente va a hacer la diferencia es disminuir nuestro consumo de plástico rechazando la mayor cantidad de productos desechables posible.  

En promedio un camión de basura lleno de plástico se vierte cada minuto en el mar. De todo el plástico que producimos un muy bajo porcentaje se recicla. Si bien es importante realizar acciones para tratar el plástico que ya existe; es aún más importante acostumbrarnos a vivir una vida sin plástico. Debemos ser conscientes del impacto de nuestras decisiones como consumidores. Mientras nosotros continuemos comprando artículos con plástico de un solo uso las empresas seguirán fabricándolos. No solo eso sino que también debemos exigir a nuestros gobiernos la regulación de plásticos de un solo uso. Tenemos mucho más poder del que imaginamos.

Veamos más allá del greenwashing. No nos dejemos llevar por campañas multimillonarias que prometen recolectar todo el plástico que contaminan las playas, (que en muchas ocasiones solo son promesas falsas). Mejor alcemos la voz para que ese dinero se use en innovación e investigación para encontrar alternativas al plástico. Apoyemos iniciativas que están creando nuevos productos conscientes y coherentes. Abramos la mente a nuevas maneras de consumir, a nuevas maneras de pensar. 

Este julio sin plástico cambia tus hábitos y empieza a rechazar. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: