Blog

¿Cómo disminuir nuestra huella a través de la moda?

Compartir:

En tan sólo cinco años la producción de moda se triplicó y la cantidad de veces que se usa la ropa disminuyó en un 36%. Esto lo podemos ver reflejado en nuestros hábitos de consumo. El fast fashion nos ofrece prendas a un menor costo que permiten a un mayor número de personas el poder usar algo diferente casi a diario. Esto en contraste con nuestros abuelos que una pieza les podía durar toda la vida e incluso heredarla.

Nuestra relación con la moda ha cambiado; ha tomado un camino que daña al medio ambiente y a la gente involucrada en sus cadenas de producción. Es por esto necesario innovar con nuevas maneras de producir, consumir y vivir la moda. 

Regeneración Absolut x Anuar Layon

Absolut cuenta con un fuerte compromiso con la regeneración y conservación ambiental; dicho compromiso no se limita a su producción. La marca no se confina a los procesos dentro de su producción, sino que busca sumar a más personas a una ola de cambio. Fue así como nació esta colaboración entre Absolut y Anuar Layon, de la búsqueda por invitar a un diseñador con prácticas sustentables a esta historia de cambio. 

Anuar Layon desarrolló durante la pandemia un textil que se compone de 50% de algodón regenerado y 50% de PET reciclado. Si bien el director creativo reconoce que aún existen áreas de oportunidad en su producción; reconoce este como un primer paso para un cambio integral a la sustentabilidad. 

Este textil es la materia prima para la creación de 250 crewnecks de edición limitada bajo el nombre de Regeneración Absolut by Anuar Layon. Además del desarrollo tecnológico textil tiene otras medidas que buscan aminorar su impacto. La silueta oversize está basada en un diseño de su última colección –Dreams– por lo que busca ser una pieza versátil que guste a un mayor número de personas para poder ser usada en un mayor número de ocasiones. 

La crewneck cuenta con un diseño que replica la silueta de la mítica botella de la marca en la parte de la espalda y una aplicación en el pecho de una bolsa funcional. Ambas aplicaciones se componen de parches creados con residuos textiles de los últimos cinco años de las marcas bajo la dirección de Anuar. 

Las piezas se produjeron en Reborn Studio y los talleres familiares con los que el diseñador ha colaborado a lo largo de su carrera. Al final, entre equipo creativo, operativo y de producción, participaron entre 13 y 18 personas en este proyecto.

Innovando en la moda

La creación de estas piezas y el evitar la explotación de nuevos materiales disminuye significativamente el impacto ambiental de estas prendas. En total, se ahorraron 8 millones de litros de agua, lo que significa el consumo vitalicio de 110 personas. Se redujeron también 15 mil kilogramos de CO2, equivalente a la contaminación de 20 mil coches en un mes. Se evitó el uso de 44 mil KWH, el consumo mensual de 162 hogares. Por último, se emplearon 27 mil unidades de PET evitando que contaminen cuerpos de agua o suelo. 

Las crewnecks se entregan en un diseño de empaque triangular de cartón que evita el uso de pegamento. Esto sumado al uso de tintas vegetales, facilita el reciclaje de este material que ya es reciclado.