Blog

Pepen Textil, procesos colaborativos

Compartir:

PEPEN TEXTIL ES UN EJEMPLO DE LOS VÍNCULOS AFECTIVOS NECESARIOS EN PROCESOS COLABORATIVOS ENTRE ARTESANÍA Y DISEÑO.


Uno de los proyectos con más años en el proceso colaborativo con técnicas artesanales en telar de pedal, cintura y oficios como la talabartería en Chiapas es Pepen Textil; fundado por Valeria que viajó en el 2007 a Chiapas para realizar un servicio social junto a mujeres zapatistas en el área del textil como parte de su carrera como diseñadora.

Lo que no sabía es que ese viaje iba a repercutir en su vida espiritual, laboral y emocional a tal grado que regresó en 2011 para iniciar Pepen Textil y establecer su vida entre las montañas de San Cristóbal. En todos estos años muchas cosas han cambiado o se han renovado. Pepen y Valeria siguen abrazando todos los procesos que forman su caminar para continuar constantes y congruentes; adaptar su percepción y formas de vida a los procesos de producción. 

Los inicios de Pepen Textil

En 2011 se lanza la primera colección de prendas y bolsos en colaboración con grupos de Nachig y Zinacantán con quienes colabora hasta la fecha. Formó parte de MasdedosBazar, un espacio de difusión y venta en el que diferentes proyectos echaron raíces. Con la participación de Pepen Textil en diferentes bazares también se incorporó una colección para el hogar. De alguna manera los bolsos fueron un elemento distintivo y las piezas que finalmente se quedaron hasta la fecha. 

Tiempos de cambio

A veces los tiempos bajo los que caminan los proyectos se bifurcan de lo personal y ocurren pausas. Pepen Textil atravesó por una reestructuración de procesos, los materiales y las formas de interrelación no solamente con la parte humana. A finales del 2021 y haciendo honor al significado “Pepen” en español mariposa, como la metáfora sobre el mas profundo cambio de un individuo, desde el interior. Retomaron el aleteo juguetón, vivo y creativo en 2022. 

Nuestras bases y raíces están plantadas en el respeto y la compasión hacia todos los seres sintientes y hacia la diversidad humana. Trabajamos bajo esquemas de comercio justo, entendiendo al comercio justo como redes y asociaciones de comercio, basadas en el diálogo, la transparencia y el respeto. Se busca mayor equidad en el comercio internacional y que contribuya a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales. Aseguramos los derechos de productores y trabajadores.

Valeria

La metamorfósis 

Al inicio se comenzaron a fabricar bolsos y prendas con mochevales que ya no eran usados por personas de Zinacantán, debido al cambio en la colorimetría o diseño que experimentaban cada feria y también textiles de Guatemala. Algunos se adquirían directo en comunidades y otros en Santo Domingo; pero ese no era el objetivo de gestar una colaboración, mas bien, se buscaba tener una cercanía con artesanas recíproca y empática desde lo laboral y personal.

También se trató de profundizar y aprender desde los elementos que hay detrás de la fabricación textil hasta la historia cultural de quién lo hizo. Además de traducir lo que se quería lograr con las bolsas, interpretar y reinterpretar en conjunto para finalmente trasladarlo al textil a través de metodologías de diseño participativo y modelo integrado en el lienzo. Acomodar las bases del frente, los bordes, el brocado o el bordado. Los lienzos son trabajados en Nachig, Zinacantán y San Andrés Larrainzar, grupos con los que ha trabajado desde su llegada a San Cristóbal.

Como parte de la experimentación textil retomamos brocados que tradicionalmente ellas bordan sobre animales como el guajolote, sapo o mariposa, para guiarnos y hacer reinterpretaciones de brocados con peces, puerquitos y corazones, que además tienen como objetivo rendir tributo a estos seres que forman parte importante de nuestra realidad. “Cabe recalcar que los tejidos y simbolismos plasmados en telar de cintura o en el bordado son de la autoría de las creadoras de estos y todos los derechos de autor corresponden a los pueblos originarios, Pepen es solo un colaborador” Valeria. Uno de los cambios más significativos que experimentó la marca fue la sustitución de la piel por cuero vegano (piel de nopal). 

Armado de piezas 

Todos estos años de intercambio han permitido que el dibujo del telar en papel desarrolle las medidas, el diseño con la cantidad de brocados o lizos según sea necesario dependiendo del modelo de bolsa y con esto reducir los cortes innecesarios en el telar. Esto para mandar a taller de costura los lienzos y hacer la definición de uniones o detalles como cierres, etiquetas, etc. Y finalmente los detalles de piel vegana con maestros talabarteros. 

El procedimiento se ha modificado un poco pues se han integrado nuevos elementos a la filosofía de consumo y producción. Sin prisas, el proceso se ha reducido a un flujo pequeño de piezas por cada modelo, aunque a veces pueden ser más. Tratando de mantener un intercambio real y significativo que fomente los esquemas de comercio justo. 

Las líneas de Pepen

Pepen cuenta con cuatro líneas: Mocheval, con todas las piezas realizadas justamente con mochevales; Línea Chulel, que incluye monederos, cosmetiqueras, cosas más pequeñas; Línea de bolsos en los que pueden encontrar una gran cantidad de modelos y combinaciones y la línea de cojinería. Un porcentaje de ventas de estos cojines son donados a una Asociación Civil llamada Santuario de animales, ubicado en el estado de México.

En un futuro se plantea la posibilidad de incorporar elementos distintivos de comunidades como Huixtán o Chenalhó; también procesos y técnicas de otras partes del país. Además, Valeria, no descarta la posibilidad de experimentar nuevamente con una línea de ropa. 

La venta de las piezas de Pepen se pueden hacer por sus plataformas digitales y en sus tienda en línea; pero si te encuentras en San Cristóbal, hay un pequeño stock en Espacio Anónimo y Galería Plaza Libertad.


TEXTO: Helena Rojas
FOTOS: Cortesía