Blog

¿Qué pasará en el 2030?

Compartir:

En agosto del año pasado el Cuerpo Intergubernamental de Cambio Climático publicó un reporte que resulta alarmante. Como principal punto debemos rescatar que el cambio climático es una realidad que se sustenta con hechos científicos. Es indudable la responsabilidad del ser humano en el cambio climático y de suma importancia cambiar nuestros hábitos. Si continuamos como hasta el momento, el año 2030 podría ser totalmente diferente y catastrófico a la realidad que hoy vivimos. 

Una de las principales advertencias es la necesidad de frenar el aumento de temperatura por el calentamiento global. Actualmente la proyección es que la temperatura aumente de 2 a 4 grados centígrados al año. Es necesario que ese aumento no supere los 1,5º para poder evitar consecuencias catastróficas. 

Sí, el Planeta jamás va a regresar a la estabilidad climática que tenía antes de la era industrial. Pero tenemos hasta el 2030 para evitar catástrofes de dimensiones apocalípticas. 

¿Qué pasará en el 2030?

El 2030 es un año crucial para la humanidad. La Agenda de Desarrollo Sostenible establece esta fecha como importante para lograr avances en sus diversos puntos relacionados con la responsabilidad ambiental y social. Si bien diversos gobiernos se sumaron a esta agenda, la realidad es que todos reconocen el problema pero muy pocos actúan de manera tajante. 

Si no frenamos el aumento de temperatura para el 2030 los desastres naturales aumentarán y tendrán consecuencias graves para la humanidad. Hay científicos que creen que esta fecha podría adelantarse o empeorar al derretirse el hielo en los polos. Esto debido a los gases que se encuentran debajo del permafrost se liberarían y aportarían aún más al ya desastroso calentamiento global.

Otros científicos sostienen que si bien las consecuencias serán irremediables, no significarán la extinción humana. Pero sí reconocen que esto ocasionará aumento de los mares, incendios, sequías y lluvias torrenciales. Todo esto obligaría a poblaciones enteras a emigrar y nos obligaría a cambiar dinámicas políticas en todos los países.

También se habla de la hambruna que podría derivar de estos desastres naturales. Los cultivos y la ganadería mermarían y el alimento sería poco para las poblaciones existentes. 

Evita la eco-ansiedad

Pero como siempre, debemos evitar caer en la eco-ansiedad y actuar antes de preocuparnos. Se necesita de todos para frenar el cambio climático. Desde los gobiernos y grandes empresas hasta los individuos que tenemos el poder en la manera que consumimos. Cambia tus hábitos, reduce tu huella hídrica y de carbono y exige a tus empresas y gobiernos cambios inmediatos.