Blog

Sequía en México, ¿cómo vamos?

Compartir:

En las últimas semanas ha aumentado el estrés hídrico en Nuevo León. En los últimos días se han viralizado vídeos donde autoridades estatales aprovechan la sequía para limpiar la Presa de la Boca. Y es que hasta el día de ayer -13 de marzo 2022- se calculó que le quedan 10 días a uno de los principales suministros de agua del estado. Este tema pone de nuevo en evidencia el estado de emergencia que existe en el país desde hace unos meses; por lo cual consideramos importante hablar sobre el tema en el marco del Día Internacional de Acción contra las Represas y en Defensa de los Ríos. 

Las presas o represas son estructuras hidráulicas que detienen el flujo natural del agua para aprovecharlo en actividades humanas; además de detener el flujo excesivo para evitar inundaciones en poblaciones. Actualmente en el país existen aproximadamente cinco mil represas. Pero regresando al tema de la sequía, podemos definir este fenómeno como un periodo prolongado de falta de lluvia, el cuál termina afectando la capacidad de los cuerpos de agua y la sequedad de la tierra. 

En el país, existe el Monitor de Sequía en México, el cual pertenece al Monitor de Sequía de América del Norte y monitorea este fenómeno en el territorio. Este es responsable de cada quince días, ofrecer un reporte sobre la situación del país. Aquí se incluye un conteo de municipios afectados por identidad, su clasificación en diferentes categorías, tablas y gráficos. 

Clasificación de Sequías

De acuerdo al Monitor de Sequía de América del Norte existen cinco categorías de sequía:

Anormalmente Seco o D0: esta es una condición de sequedad, no una categoría de sequía; pero puede ser el anuncio de una sequía. Puede presentarse al inicio o al final de este fenómeno y termina por afectar actividades como cultivos.

Sequía Moderada o D1: Aquí ya se presentan daños en los cultivos y pastos; aumenta el riesgo de incendios, es común la escasez de agua y se recomiendan restricciones sobre el uso del agua. 

Sequía Severa o D2: Aquí es muy probable que se tengan pérdidas en cultivos y pastizales, el riesgo de incendios es alto y la escasez de agua aumenta. Aquí son inevitables las restricciones sobre el uso del agua. 

Sequía Extrema o D3: las pérdidas en cultivos y pastos son mayores, el riesgo de incendios es extremo y se generalizan las restricciones del uso del agua. 

Sequía Excepcional o D4: las pérdidas son no sólo excepcionales, sino también generalizadas, el riesgo de incendios es también excesivo y la escasez de agua es total. Se considera una situación de emergencia por la ausencia del vital líquido. 

El último reporte del Monitor de Sequía en México se publicó el 03 de marzo e incluye la segunda quincena del mes de febrero. En este, el estado de Baja California se describe con todos sus municipios en alguna de las categorías. Mientras que en el caso de sequía extrema se encuentran dos de Coahuila y dos de Chihuahua.