Blog

Sexualidad responsable contigo, los demás y el Planeta

Compartir:

En México aún existe un tabú en torno a la sexualidad. Las mentes conservadoras aún ven en lo relacionado con el sexo el único propósito de la reproducción. Pero la realidad es que vivir una sana sexualidad es parte fundamental para el desarrollo humano. 

Vivir libremente tu sexualidad puede ser algo maravilloso. Puede ayudarte a conectar a otro nivel con la otra persona, te ayuda a generar una sensación general de bienestar, te permite conocerte y fortalecer tu autoestima. Vivir una sexualidad responsable incluye cuidarte a ti, a la otra persona y, ¿por qué no? al Planeta. 

Estas son tres marcas que revolucionan con sus procesos y diseño y nos acompañan en el proceso de disfrutar de manera responsable de nuestra sexualidad.

Japi 

El condón es un método de barrera que ayuda a prevenir embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. Además de prevenir los embarazos en un 98% también ayuda a reducir la probabilidad de contagio de enfermedades como gonorrea, clamidia, hepatitis y VIH. Al ser un producto que entra en contacto con fluidos debe ser tratado como desecho sanitario. Lo correcto es hacerle un nudo y depositarlo en la basura del baño. Es de suma importancia no arrojarlo al escusado ni mezclarlo con otros desechos que podrían ser reciclados o compostados.

Japi es una marca mexicana que busca revolucionar la manera en la que se fabrican los condones. Empezando por su comunicación, japi se aleja de los conceptos occidentales de belleza y erotismo y vence ideas heteronormadas de quienes pueden usar sus productos. Es el único condón certificado como libre de crueldad animal, es vegano al no contener caseína -proteína de origen animal que se usa para suavizar el latex-. También está libre de parabenos y Nonoxynol-9, un espermizida que a veces contienen los condones y puede causar daños a la salud. 

Está hecho de látex natural 100% mexicano y de origen sustentable, así como sus empaques que siguen estas medidas. Por último, el ochenta por ciento de su fuerza laboral está integrado por mujeres 

For all Folks

El lubricante es pieza clave al momento de disfrutar de nuestra sexualidad. El complementar la autoexploración o relación sexual con un buen lubricante puede mejorar bastante la experiencia. Lo ideal es utilizar lubricantes de base agua. Pero puedes consultar cuál recomienda la marca de condones que utilizas o el juguete que probarás. 

For all Folks es una marca de producción nacional que nace de la necesidad de crear una rutina de sinkincare práctica pero efectiva. Su fundadora encontró en la caléndula una aliada ideal por sus múltiples propiedades, por lo cual ahora la utiliza en productos como cremas facial y corporal, jabónes corporal y facial, perfime, aceites esenciales, antibacteriales y hasta lubricante. 

Su LUBE viene en presentación de 250ml en un envase negro. Es base agua y tiene extracto de caléndula. La caléndula ayuda a prevenir el dolor postcoital, evita la deshidratación, regenera y combate infecciones vaginales y por hongos. Su textura no es pegajosa e incluso puede ser utilizado como crema hidratante. Se recomienda para uso vaginal, anal, masturbación y hasta oral. Está libre de parabenos, ingredientes tóxicos para la piel, es vegano y libre de crueldad anial. 

LELO

La autoexploración nos ayuda a conocer nuestros cuerpos, vencer tabús y entender qué es lo que nos gusta más de nuestra sexualidad. El complementar nuestra vida sexual con juguetes -ya sea acompañados o en lo personal- puede abrirnos la puerta a nuevas experiencias y sensaciones. 

LELO nace en una plática entre amigos en Estocolmo, donde tres diseñadores se plantearon la posibilidad de crear estéticos e innovadores diseños para juguetes sexuales. Su primer modelo fue LILY y desde entonces la compañía ha experimentado un crecimiento exponencial. Actualmente cuentan con presencia global y se caracterizan por promover la autoexploración y el pleno disfrute de la sexualidad a través de mensajes inclusivos.

Sus juguetes están hechos de silicona de grado médico, son recargables y tienen un periodo de vida promedio de diez años. Una de sus principales características es la innovación tecnológica en productos que pueden usarse de manera personal o en compañía, pensados más allá de los géneros, orientaciones y prácticas. 

Su elegante diseño se aleja de lo que tradicionalmente podríamos pensar de un juguete sexual. Cuentan con modelos pensados para estimular el pene, clítoris, para estimulación vaginal o anal. También cuentan con productos que pueden ser disfrutados en pareja por su mando a control remoto y se pueden lavar fácilmente en casa. LELO es un excelente aliado para dejar atrás la vergüenza y los tabus, para descubrir nuestro cuerpo y el de otras personas y vivir de manera plena nuestra intimidad.

Si deseas conocer más de LELO o adquirir sus productos, visita lelo.com/es.