Blog

The Great Bubble Barrier, una solución para el plástico en los océanos

El tema de los desechos plásticos en los océanos es una constante preocupación para cualquier ambientalista. 8 millones de toneladas de basura llegan a los mares y océanos cada año. En la actualidad, existen cinco islas de desechos flotando en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Es importante detener todo el plástico antes de que llegue a los cuerpos de agua, este es el principal propósito de The Great Bubble Barrier. 

Todo empezó en Amsterdam cuando Bubble Barrier, o la barrera de burbujas en español, se instaló en el canal Westerdok de Amsterdam. Se cree que el 80% de los plásticos que terminan en los océanos provienen de las costas y ríos. Esta fue la razón por la que el equipo de Bubble Barrier y el gobierno local decidieron colocar la barrera y atrapar el 86% de la basura que transita por el canal. 

Desde octubre del 2019, la barrera captura basura plástica de hasta 1 milimetro y la dirige a un sistema de captación. La autoridad del agua de Amsterdam se encarga de vaciar dicho sistema dos veces a la semana. Posteriormente los residuos que aquí se atrapan son procesados para su correcto tratamiento. 

La intención de The Great Bubble Barrier es vender este sistema a gobiernos y privados que estén interesados en una solución para la captación de plástico con bajo impacto ambiental.

Pero, ¿cómo funciona? 

Se crea una cortina de burbujas que salen de un ducto perforado que se coloca en el lecho del cuerpo de agua. La Bubble Barrier, crea una corriente que empuja a la superficie la basura. Al colocarse de manera diagonal, el curso del río y la presión de las burbujas dirigen los desechos a un sistema de captación. 

Así, el sistema de barrera de burbujas se compone de tres elementos: la cortina de burbujas que se diseña tomando en cuenta el lugar donde será colocada; esta se elabora de tubo de PVC. Después viene el compresor de aire, el cual es el encargado de llevar aire del medio ambiente al tubo para crear la cortina. Este se diseña también tomando en cuenta el lugar a colocarse, se puede usar energías limpias para hacerlo trabajar, y su funcionamiento busca generar la menor cantidad de ruido posible. 

Entre los beneficios del sistema de The Great Bubble Barrier destaca un funcionamiento 24 horas y la flexibilidad, es versátil ya que se puede adaptar a diferentes cuerpos de agua y no interrumpe el flujo naval ya que no es una barrera física. Esto representa también una ventaja para la vida marina, los peces pueden atravesar la barrera, o si quedan atrapados en ella; salir fácilmente al momento de llegar al punto de captación. 

Por último, vale la pena mencionar que al crear un flujo de oxígeno en el agua, se aporta a ecosistemas más saludables. Al día de hoy cuentan con cinco pruebas y barreras logradas en Europa.  Para más información puedes visitar puedes visitar thegreatbubblebarrier.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: