Blog

Tres agentes de cambio en la comunidad LGBTQ+

El 28 de junio de 1969 tuvo lugar una redada policial en Stonewall, un famoso bar que frecuentaba la comunidad LGBTQ+ en el Nueva York de esa época. Ese fue el inicio de una serie de protestas que buscaron visibilizar a la comunidad y exigir los derechos para la misma. Todo tipo de identidades, orientaciones y expresiones de género se mostraron a la sociedad como son para decir: estamos aquí, resistimos y exigimos nuestros derechos. 

Desde entonces en muchas ciudades del mundo a lo largo de todo junio se llevan a cabo marchas, eventos y manifestaciones por el Pride, el orgullo de existir y de ser. Sí, durante mucho tiempo las etiquetas y definiciones nos han ayudado a aprender y crecer como una sociedad más equitativa. Pero la realidad es que detrás de cada letra del colectivo LGBTQ+ existen maravillosas historias y personas que no pueden ser resumidas en una simple letra.

Este año queremos contarte un poco sobre agentes de cambio que desde su trinchera buscan una mejor sociedad y Planeta. A ellxs les define no su identidad, orientación o expresión; sino su arduo trabajo, su deseo de crecimiento y la búsqueda de un impacto positivo en su entorno. 

Mario Ramírez 

Él, ella, elle

Mario es mixteco, nutriólogo por profesión, cocinero por pasión y tiene un proyecto de experiencias culturales. Su cuenta de Instagram relata su labor profesional en el sureste mexicano. Generando experiencias culturales y turísticas para extranjeros y locales. Mario no disfruta estar encerrado y tener una rutina. Eso lo llevó a buscar una profesión que le permitiera experimentar cosas nuevas todos los días. 

Oaxaca se ha convertido en un destino internacional, lo que ocasiona que sus atractivos turísticos sean reconocidos. Pero uno de los principales propósitos de Mario es también mostrarle a los visitantes la riqueza cultural que reside en su gente. Considera de suma importancia el reconocimiento y dignificación de oficios populares en la región como artesanxs, maestrxs mezcalerxs, cocinerxs y creadorxs textiles. 

Que a la gente le valga un pepino tu identidad/orientación/expresión de género y que le importe más lo que haces y lo que ofreces a la sociedad. Sea más respetuosa y por eso se lucha. Por eso no me gusta hablar mucho sobre mi identidad porque considero que no es importante para la gente.

Mía Covi

Ella

Jimena Mía es una joven de 25 años que nació y creció en Guadalajara. Si bien su carrera profesional es Relaciones Internacionales, siente especial afinidad por las artes, incluida la arquitectura. Parte de su crecimiento le ha enseñado que su lucha como parte de la comunidad LGBTQ+ se hace más intensa siendo mujer en una sociedad machista. Actualmente su quehacer profesional la llevó a vivir a Chicago, donde encuentra un interesante contraste entre la cultura de ambos países.

Mia desde la universidad empezó a relacionarse con prácticas más responsables con el medio ambiente. Posteriormente realizó estudios profesionales en sustentabilidad. Cuando tuvo su primer trabajo resultó que su jefe era apicultor y comenzaron a hablar sobre la importancia de las abejas. Esta joven emprendedora entiende la importancia de las abejas para la polinicación como base de la vida en el planeta. Es por esto que decidió Bee & Beau, una marca con productos orgánicos de miel de abeja, con el propósito de realizar un proyecto personal que le permitiera preservar la especie. 

Así sea el acto más chico e insignificante o algo monumental, sigue siendo igual de importante porque sigue representando un cambio.

Jonjon Montesino 

Él

Jonjon es de ascendencia dominicana nacido en Miami y tiene tres años viviendo en México, uno de ellos en Guadalajara. Es uno de los coach fundadores de Commando Studio, lugar dedicado a la actividad física y bienestar integral. Su trabajo diario se enfoca en actividades administrativas pero también en capacitación y planeación de actividades físicas. Al ver el trabajo de Jonjon es difícil imaginarse que esto no era parte de su plan de vida. Todo empezó cuando consiguió un trabajo en la recepción de un gimnasio y terminó por apasionarse con las actividades. A partir de ahí el crecimiento fue orgánico hasta lograr ser parte de este interesante proyecto. 

Jonjon se identifica a si mismo como afrolatino, homosexual y queer. Su experiencia en México le habla de una sociedad que si bien ha hecho importantes avances, aún no son los suficientes para asegurar inclusión a todas las personas. Puede identificar aún actitudes racistas, clasistas, homofóbicas, transfóbicas y xenofóbicas que necesitan cambiar. 

Sé tú mismo, siempre sé tú mismo. Siempre sé, sin disculpas, tú mismo y siempre vive tu verdad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: